Avisar de contenido inadecuado

EL ENTROIDO ( CARNAVAL )

{
}

EL ENTROIDO ( CARNAVAL )

Mirando mis fotografías de joven me veo con un seudodisfraz de carnaval, porque… en esa época no había “un duro” para gastar en disfraces. Y mis padres, que pertenecían a Caritas, bastante tenía con repartir a los más necesitados la merienda de pan duro y queso yanqui… que nos mandaban los USA a cambio de dejarles instalar sus famosas bases con bombas “atómicas”.
Aquel disfraz era producto de mi propia imaginación, incluso el antifaz. Sí, desde que tengo uso de razón en el rural de Galicia se celebró el Entroido y los gallegos participamos en él de forma masiva. ¡Ni Franco pudo con una tradición que tiene más años que el Camino de Santiago!
Aunque es verdad que en las ciudades estaba prohibido taparse la cara por la calle. Según el señor gobernador civil de la provincia por… “una cuestión de orden público”.
Yo también fui en Cudeiro “una mascarita rural”. Para serlo, solamente tenías que vestirte estrafalariamente, ponerte una máscara o antifaz y salir en compañía de las demás “mascaritas” del pueblo a recorrer los caminos y gastarle bromas a la gente.
¿Qué por qué te cuento esto? Son viejas añoranzas de viejo libertario, de esas que bien contrastan el pasado con el presente, que no es verdad, don Jorge Manrique, que “cualquier tiempo pasado fuese mejor”. En lo que se refiere al Entroido gallego, el presente es de fábula.
A mi entender, el más puro carnaval de Galicia es rural porque, como los ríos, va de pueblo en pueblo, recuperando la presencia de personajes míticos que, como las meigas, solo aquí existen.
Así que, vamos a Laza. Es allí, junto al bosque encantado del Invernadoiro, donde tiene su origen esta ancestral fiesta: el Carnaval de la Liberación, el que torna vitalistas los lugares por donde pasa. Y ten en cuenta que no hay norma que valga en esta juerga pagana que nos aleja de los tabúes sociales: ¡Nos protegen los animales del bosque encantado desde las caretas de los piliqueiros!… Los grandes protagonistas del Entroido más antiguo.
Primitivo en cuanto a formas y modos, es el carnaval de culto de los antropólogos por su gran interés etnográfico. Es también el más largo: comienza con el año, cuando a las doce de la noche del día primero aparecen ya los piliqueiros para hacer sonar las chocas. Y terminará con la llegada de la cuaresma, pero tras el miércoles de ceniza.
El piliqueiro. Este es el personaje principal por su colorido y por el poder que representa. Es el elemento primordial de la fiesta y el guardián de todos los demás elementos del Entroido. Nadie puede tocarle y su origen resulta aún desconocido, aunque por los elementos antiguos de sus vestimentas, la careta y las chocas, se asocia a los medievales cobradores de impuestos del castillo de Monterrei.
Todos los viernes desde el primero de enero se celebran los foliones con fachóns, como si quisiéramos purificarlo todo con fuego. Comer cabrito, beber y cantar canciones tradicionales, forma parte del rito de la semana grande. El programa recoge los aspectos más ancestrales de la tradición:
Este domingo, tras la misa, desfile de piliqueiros. El lunes la Morena intentará robarle su mujer a algún vecino. El martes salen los piliqueiros veteranos. El piliqueiro, la Morena, las Hormigas, el Burro con su testamento, la Farrapada…
Son los poderes de un Entroido que trae a Laza a miles de turistas y junto a ellos, antropólogos, cámaras, periodistas y fotógrafos de medio mundo.
¿Esto es carnaval?… No cabe duda de que resulta el más ancestral de los entroidos. Y muy diferente…

Celebramos también un carnaval próximo de Villa, mezcla de tradición y reunión social, que se celebra mayormente en los municipios de la media montaña de Ourense: En Verín y Xinzo goza de mayor fama, pero también Maceda, Manzaneda o Viana ofrecen un Entroido bullicioso, interesante y costumbrista.
Este Entroido de Villa es también tradicional y participativo, con personajes singulares que tienen sus raíces en la historia de sus medievales castillos. Pero al mismo tiempo, es una muy especial y popular fiesta, original, colorista, divertida… en la que se come, se bebe y se baila a ritmo de chocas o de importados ritmos tropicales.
El de Villa, es un carnaval para bailar y comer, para beber… y para dejar que nuestros cuerpos se entreguen a los placeres de la carne. Transcurre entre la tradición más popular y la vistosidad de un desfile. Entre la degustación de la cachuchiña y demás delicias del cerdo, con la disculpa de reunirse con las comadres o con los compadres; y el bailongo popular, que menear el esqueleto es de lo mas entroidal…

Verín. Aquí el entroido cabalga entre el ruralismo de un personaje, el cigarrón, y el desfile de gran colorido en el que participan todos. Además, bailes, gastronomía y disfraces para que podamos reírnos hasta de nosotros mismos.
Los entroidos de Viana y Manzaneda son aún más antiguos. En Viana están los boteiros para animar las calles de la Villa, pero los foliones, en los que participan todas las parroquias, son el reflejo de esa tradición que no tiene fecha de inicio.
Al igual que en Maceda, en donde el Felo nos recuerda a cigarrones y a piliqueiros, y todo el mundo lo identifica también con los cobradores de impuestos del castillo.
Y Xinzo celebra el más largo Entroido de toda esta zona entroidal ourensana, la que goza de mayor fama y popularidad… Nada menos que seis semanas llenas de tradiciones cuyo origen resulta tan sorprendente como desconocido. Desde la batalla de “fariña”, a la costumbre de tirarse “olas” unos a otros, pasando por el personaje central, la pantalla, todo nos hace viajar a un pasado incierto pero de lo más divertido. Al igual que el desfile y los bailes populares.
El Entroido en la Villa es una fiesta, la máxima expresión de nuestro alegre espíritu.

El Entroido se militariza en las ribeiras del Ulla, entre Vedra y Teo. Si los auténticos personajes del carnaval gallego tienen su origen en la represión medieval, no podían faltar los “generales”, aunque estos, en vez de cobrar impuestos, rinden “honores”. Es un Entroido parroquial, que va de pueblo en pueblo, con todo su colorido y esplendor, en comitiva.
Tiene una especial plasticidad: el desfile de los “generales” y “correos” es de lo más vistoso por sus uniformes y muy peculiar por sus actos. Van a caballo de parroquia en parroquia, acompañados por un grupo de personas disfrazadas que constituyen lo que se llama una “máscara”. Al llegar a algunas de las casas, pronuncian los “vivas” en honor de la gente de “mayor aprecio” y a cambio, toda la comitiva es obsequiada con dulces y bebidas.
También son características de este Entroido las “parrandas” y las “velladas”, donde se juntan jóvenes y mayores con el único y sano propósito de pasarlo bien. Tiene el especial encanto de lo popular y es una expresión más de nuestra particular manera de rendir culto a la fiesta.

El Entroido urbano nos trae de calle y nos da licencia para casi todo…Para montarnos una comparsa colorista y bailar por las rúas, desenfrenadamente… Para esconder nuestras vergüenzas bajo un antifaz y asomarnos a la puerta de la vecinita con nuestro amor secreto. Para la risa, para el ligue… Esta locura no tiene frenos. Es vitalista y sexual. Divertida y libertaria. De machotes y drackqueens. Ni tiene límites. Te asomas a la ventana y hueles a placer. ¡Hasta que el cuerpo aguanta…!
Y aguantará hasta que acabe perdido entre los placeres de la carne… Comiendo, bebiendo, bailando…

Pero… ¡Nunca tendremos un sambódromo como el de vuestro Río de Janeiro! ¡Ni tampoco una góndola nos lleve por un canal de Venecia! ¡Ni lograremos las fastuosas caretas de Niza! Ni…
Pero ni en Río, Venezia o Niza sabrán nunca hacer sonar unas chocas ni disfrazarse de mascarita… Por eso yo buscaré mi propio desenfreno en el rural de esta mi Galicia.
…Donde al Carnaval le llamamos Entroido.

{
}
{
}

Deja tu comentario EL ENTROIDO ( CARNAVAL )

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre